La Ilha Grande

La primera sensación al llegar a la Isla Grande es que estamos camino al paraíso. La enorme alfombra verde formada por la vegetación hace que el visitante quede sorprendido por tanta belleza. La majestuosa isla tiene aproximadamente 193km2 de superficie, con 155 km de costa, 106 playas, ensenadas y decenas de pequeñas aldeas, habitadas por un pueblo tranquilo y amable. A lo largo de la isla existen muchas especies de animales.

Una increíble cantidad de ríos y cascadas adornan el interior de la selva. La transparencia y los tonos azules y verdes del mar completan una escena de impactante exuberancia.

La isla todavía tiene muchas historias que contar! Historias de amor y de guerra. De civilizaciones que se remontan hace tres mil años. Indígenas, colonos y esclavos. De molinos y prisiones. Naufragios y piratería. De fugas memorables y muchas otras historias y leyendas nacidas en este pedazo de paraíso.

En la isla, estamos libres de automóviles! Los medios de transporte son los barcos (entre goletas y barcos de pesca - los típicos de la zona - lanchas y veleros) y los pies de los visitantes, que pueden caminar por senderos increíbles, utilizados desde por los indígenas que, en su momento, ocuparon el lugar. Aquellos que visitan la isla grande sin duda disfrutarán de días inolvidables de pura alegría, contemplación, y el despertar de sus sentidos.

Y todo esto combinado con el confort y el buen gusto que ofrece Estrela da Ilha!